Traducción jurídica

Incluye toda traducción de documentos de carácter legal, específico de alguna de las ramas del Derecho, tanto público (emitido por la Administración u otro organismo público) como privado.

Este tipo de textos suele caracterizarse por contener un número elevado de tecnicismos y conceptos jurídicos que no se emplean en el día a día. Es fundamental, por lo tanto, que la traducción se entienda tanto en el idioma original como en el idioma de la traducción, ya que estos documentos van a tener consecuencias legales para ambas partes.

Documentos habituales